*Campos obligatorios
¿Olvidó su contraseña?

Economía global

14/04/2020

La economía global se contraerá 2,8% en el 2020

La crisis económica global gatillada por el COVID-19 será la más severa en 75 años. Ello como consecuencia de las crisis sanitarias que enfrentan los países en todo el mundo y las fuertes medidas restrictivas que aplican los gobiernos para frenar la pandemia. En comparación con anteriores crisis, esta recesión será sincronizada en la mayoría de las economías, sin distinguir entre desarrolladas y emergentes, lo cual marcará una diferencia relevante respecto a recesiones previas.

Uno de los principales dilemas (económicos) en esta crisis es que las medidas restrictivas (aislamiento social) afectan en simultáneo tanto la oferta de una diversidad de sectores (interrupción en cadenas logísticas y producción) como la demanda agregada (de consumidores y de insumos de empresas). Esta combinación de efectos se traduce, por un lado, en un deterioro de las expectativas de crecimiento –que retrasa aún más las decisiones de inversión– y, por otro, en una fuerte pérdida de empleos.

El país que más incertidumbre genera en medio de esta crisis es EEUU, que representa el 25% de la economía global y que hoy en día es el núcleo de la pandemia. Más aún, la gravedad de la crisis COVID-19 en este país ha alcanzado niveles críticos no previstos, y a la fecha tiene cerca de 580 mil infectados y más de 23 mil fallecidos.

Los signos de deterioro económico que ya se ven en la primera economía del mundo son significativos. De hecho, el desempleo en EEUU habría subido hasta 10 puntos porcentuales, su nivel máximo histórico y, según una calificadora de riesgo, al menos el 25% de la economía estaría paralizada ante las drásticas medidas restrictivas que han comenzado a tomar las principales ciudades del país. Por ello, es probable que la actividad se contraiga más de 4,0% este año.

Así, los estimados de crecimiento del mundo han sido revisados a la baja y hoy se espera que la economía global se contraiga casi 3% en el 2020, lo que representa un severo deterioro frente al crecimiento del 2019 y lo que se esperaba a inicios de este año (crecimiento cercano a 3% en ambos casos). Además, en marzo, las órdenes de compra a nivel global –tanto para servicios como manufactura– registraron sus peores caídas desde que se tiene registro, y los indicadores de frecuencia diaria muestran que sectores como entretenimiento y turismo han colapsado.

Lo más probable es que, una vez alcanzado el pico de contagios en la mayoría de las economías del mundo, el retorno a la normalidad operativa sea muy gradual. Esto debido a que, por un lado, los presupuestos de las empresas y de las familias seguirán bastante ajustados, y por el otro, a que se espera un fuerte cambio en los hábitos de consumo para reducir el riesgo de contagio.

El fuerte deterioro del mundo tendrá efectos muy negativos sobre la economía peruana. De hecho, se espera que el volumen y precio de las exportaciones en el 2020 registren caídas importantes (alrededor de 14% y 6%, respectivamente), lo que le restará al menos tres puntos porcentuales de crecimiento al país respecto de la tasa del 2019.

NUESTRA MIRADA

Panorama económico

En los últimos dos meses, hemos observado diversas señales que sugieren que la economía global y local han empezado a recuperarse gradualmente. Esta es una noticia positiva y se explica en buena parte por el inicio de los procesos de reapertura económica. Sin embargo, esta recuperación es “frágil”, pues hay diversos riesgos que podrían ralentizarla.

Nota del Economista Jefe

Nos espera un largo y difícil camino para recuperar la economía y para construir un Estado que esté realmente al servicio de los ciudadanos. Antes que construir un adversario para tener algo o alguien a quien atacar, necesitamos revisar lo hecho, corregir, mejorar y avanzar hacia el país que queremos ser.

Nota del Economista Jefe

Esta semana el INEI publicó que entre marzo y mayo de este año el empleo cayó casi 50%, lo que significó aproximadamente 2,5 millones de puestos de trabajo perdidos. Por otro lado, en junio, el Indicca (Índice de Confianza del Consumidor de Lima Metropolitana de APOYO Consultoría e Ipsos) registró uno de los peores resultados de los últimos 16 años. La encuesta del Indicca muestra que las familias no solo están en una situación económica crítica, sino también que un porcentaje creciente espera que la situación empeore en el futuro.

Contáctenos