SAE | Servicio de Asesoría Empresarial
*Campos obligatorios
¿Olvidó su contraseña?

INDICCA

20/09/2021

La escasez de empleo adecuado y la inflación afectan la confianza de los consumidores

En setiembre, el Índice de Confianza del Consumidor de APOYO Consultoría e Ipsos (Indicca) para Lima Metropolitana se ubicó en 39 puntos, dos puntos por debajo del resultado de agosto. Esto revela que las condiciones para consumir de las familias limeñas aún se mantienen muy afectadas y se explica principalmente por dos factores: el rezago en la recuperación del empleo adecuado y el incremento de la inflación en los últimos meses.

En primer lugar, el empleo adecuado en Lima Metropolitana aún se mantiene 24% por debajo de los niveles observados antes de la pandemia, según el INEI. Esta precarización del mercado laboral ha generado una caída importante en los ingresos laborales. Además, el nivel del empleo total también se encontraba por debajo de los niveles del 2019 en agosto (ver primer gráfico inferior). En línea con lo anterior, en setiembre, el 56% de los consumidores señaló que es más difícil conseguir un empleo que hace doce meses (ver segundo gráfico inferior).

En segundo lugar, el incremento de la inflación de los últimos 12 meses ha afectado aún más la capacidad adquisitiva de los consumidores. La inflación de casi 5% registrada en el mes de agosto fue la mayor en más de una década. De hecho, el 95% de los consumidores percibió que los precios continuarán aumentando en setiembre, el porcentaje de hogares más alto de los últimos 19 años (ver gráfico inferior).

Debido a estos factores, la situación económica de las familias sigue muy afectada y casi no ha mejorado desde que inició la pandemia. El porcentaje de familias cuya situación económica ha empeorado respecto de hace 12 meses sigue ubicándose por encima del 40% del total (ver primer gráfico inferior). Este porcentaje es mayor entre las familias de menores ingresos, que son las más afectadas por el deterioro del mercado laboral y el incremento de los precios. Además de reportar que su situación económica actual es poco favorable, casi un tercio de las familias limeñas cree que su situación económica será peor dentro de 12 meses, y este porcentaje ha aumentado ligeramente en los últimos dos meses.

Frente a la delicada situación de los hogares, el Gobierno ha anunciado medidas de alivio económico, como la incorporación del GLP al Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles y la entrega del bono Yanapay para 14,4 millones de familias. No obstante, ambas políticas son poco efectivas y están mal focalizadas, de modo que tendrán un efecto muy limitado y temporal sobre la situación económica de las familias de menores ingresos. Así, hasta que la creación de empleos de calidad no aumente, es poco probable que observemos una mejora importante en la confianza de los consumidores.

NUESTRA MIRADA

Riesgos para el 2022

10 principales riesgos locales para el entorno de negocios en el 2022 Los casi seis meses desde el inicio del Gobierno de Pedro Castillo permiten esclarecer e identificar con mayor certeza los principales riesgos para el entorno de negocios en el 2022. A continuación, se detallan las diez principales fuentes de riesgo en orden de […]

Resumen anual

Durante el segundo año de la pandemia se registraron un gran número de casos de COVID-19. Sin embargo, las restricciones a la operatividad y movilidad de las personas fueron más focalizadas que en el 2020. Esto, sumado al importante avance de la vacunación, permitió que la movilidad de las personas se recupere de manera importante. […]

EQUIDAD DE GÉNERO

La recuperación del mercado laboral está dejando rezagadas a las mujeres. El ritmo de recuperación del empleo y los ingresos viene siendo más lento para las mujeres que para los hombres. Al 2T2021, los ingresos laborales totales de las mujeres –la suma de los ingresos de todas las trabajadoras– a nivel nacional aún se encontraban 16% por debajo de su nivel precrisis, mientras que en el caso de los hombres eran solo 10% menores.

Contáctanos