SAE | Servicio de Asesoría Empresarial
*Campos obligatorios
¿Olvidó su contraseña?

Panorama económico

28/05/2020

Iniciamos la etapa de lenta recuperación económica

José Carlos Saavedra, Socio y Economista Principal

La crisis generada por el COVID-19 ha tenido un impacto severo que ya es evidente en la economía global y todo parece indicar que en los próximos meses la recuperación será lenta y diferenciada entre las regiones del mundo.

En el Perú, el impacto de las medidas de aislamiento social obligatorias y las restricciones para la operatividad de las empresas han afectado significativamente a la economía, principalmente a los sectores no primarios, más vinculados a la inversión. En marzo, con la mitad del mes en ‘cuarentena’, el PBI cayó 16% según el INEI, y para abril y mayo estimamos caídas cercanas al 30%, menores a las inicialmente estimadas. Con esto, entre enero y mayo, la economía peruana habría caído cerca de 15% en comparación con el mismo período del año anterior. En este contexto, las empresas han sufrido una fuerte reducción de sus ingresos y, como consecuencia, muchas de estas se han visto obligadas a recortar sus gastos, principalmente en inversiones y en planillas.

A pesar de la fuerte caída en los niveles de producción y de ingresos de las empresas, las condiciones financieras del país no se han deteriorado. Esto debido principalmente a los elevados niveles de liquidez en el mundo que han beneficiado al Perú dado sus buenos balances macroeconómicos, y las medidas de política del BCR, el Gobierno y la SBS.

En lo que va del año, las tasas de interés de los bonos soberanos –tasa de referencia para los créditos de largo plazo– han continuado en niveles bajos y las presiones cambiarias han sido limitadas. De hecho, el riesgo país y las presiones sobre la moneda local se han mantenido por debajo del promedio de los países de la región. En paralelo, las medidas de política vienen inyectando liquidez a las instituciones financieras y a las empresas. Como resultado, el flujo del crédito empresarial no se ha detenido a pesar del deterioro económico.

Pese a que aún no hay señales concluyentes de tener la crisis bajo control, se ha iniciado la etapa de reapertura de la economía. A través de un reciente decreto supremo, el Gobierno adelantó el reinicio de operaciones de algunas actividades que permitirán que un porcentaje mayor de la población pueda trabajar, particularmente aquellos de menores ingresos.

A partir de junio, los niveles de producción aumentarán mes a mes, en línea con la reapertura formal e informal de la economía, pero este ritmo de recuperación será lento.

Para ver el reporte completo escríbenos a: contactaSAE@apoyoconsultoria.com

NUESTRA MIRADA

PANORAMA ECONÓMICO

El 2021 arrancó con algunos retrocesos. Con el fin de mitigar el impacto de la segunda ola de contagios por COVID-19, en el último mes el Gobierno dispuso medidas restrictivas más severas y extensas. Reflejo de ello, la operatividad de la economía ha retrocedido a niveles cercanos a los observados en junio, cuando estábamos en la segunda fase de reapertura económica. Y, como consecuencia, en enero y febrero la actividad económica se habría contraído nuevamente, luego de haber recuperado niveles prepandemia al cierre del 2020.

INDICCA

En enero el Indicca (Índice de Confianza del Consumidor de Lima Metropolitana de APOYO Consultoría e Ipsos) se ubicó en 40 puntos, tres puntos por debajo de la medición del mes anterior. Este resultado representa un ‘bache’ en la incipiente recuperación de la confianza de los consumidores que empezó a observarse al cierre del año pasado.

Panorama económico

Debido al rápido incremento en el número de casos de COVID-19 y al colapso del sistema sanitario, el Gobierno anunció nuevas restricciones para disminuir la propagación del virus y algunas medidas de alivio económico para compensar su impacto. Con la información disponible hasta ahora, consideramos que las medidas del Gobierno tendrían un impacto agregado moderado sobre el PBI del 2021. De hecho, las restricciones actuales reducirían el PBI anual en cerca de 0,5 p.p. por cada mes de vigencia.

Contáctanos