SAE | Servicio de Asesoría Empresarial
*Campos obligatorios
¿Olvidó su contraseña?

Panorama económico

01/09/2020

La recuperación económica perdió impulso en agosto

En agosto, el entorno de negocios se deterioró en tres frentes: el sanitario, el político y el económico. En primer lugar, la crisis sanitaria se agravó en el último mes, lo cual llevó al Gobierno a reimponer restricciones a la movilidad de las personas. El presidente Vizcarra decretó dos nuevas medidas principales para frenar el incremento de casos de COVID-19 este mes: la inmovilización social obligatoria los domingos a nivel nacional y la ampliación de las cuarentenas focalizadas a nuevas localidades. El impacto de las cuarentenas sobre la actividad económica será limitado, pero la inmovilización de los domingos si afectará la recuperación de los hogares de menores ingresos y de algunos sectores económicos, como comercio y restaurantes.

En segundo lugar, la confrontación entre el Gobierno y el Ejecutivo volvió a escalar en agosto. A inicios del mes, el Congreso le negó la confianza al Gabinete de Ministros encabezado por Pedro Cateriano. Si bien posteriormente le dio la confianza al nuevo Gabinete, la tensión entre ambos poderes del Estado se mantiene elevada. De hecho, desde entonces, el Congreso ha aprobado la interpelación de dos Ministros en carteras claves: educación y economía. La confrontación entre el Congreso y el Gobierno eleva el riesgo regulatorio, pues dificulta que se llegue a consensos en la formulación de leyes. Como consecuencia, algunas propuestas regulatorias del Congreso en materia económica podrían terminan aprobándose por insistencia sin considerar, por ejemplo, la opinión del MEF, como la Ley que autoriza la devolución de aportes de la ONP hasta por 1 UIT.

En tercer lugar, el ritmo de recuperación económica se debilitó en agosto, luego de una rápida mejora en los meses previos. Esto se explicaría por dos razones principales. En primer lugar, el avance de la reapertura económica se detuvo y es poco probable que se acelere en los siguientes meses. En segundo lugar, el impulso generado por el desembalse de compras pendientes en algunos mercados se habría empezado a desvanecer. Como consecuencia de la ralentización en la recuperación económica, difícilmente veremos una mejora significativa en el mercado laboral y en la situación económica de las familias en lo que resta del 2020.

Hacia delante, lo más probable es que las restricciones a la movilización de personas y actividades económicas se mantengan. Por lo tanto, será clave que el Gobierno acelere la ejecución del gasto público para acelerar la recuperación económica nuevamente.

Para acceder al reporte completo escríbenos a contactaSAE@apoyoconsultoria.com.

NUESTRA MIRADA

PANORAMA ECONÓMICO

El 2021 arrancó con algunos retrocesos. Con el fin de mitigar el impacto de la segunda ola de contagios por COVID-19, en el último mes el Gobierno dispuso medidas restrictivas más severas y extensas. Reflejo de ello, la operatividad de la economía ha retrocedido a niveles cercanos a los observados en junio, cuando estábamos en la segunda fase de reapertura económica. Y, como consecuencia, en enero y febrero la actividad económica se habría contraído nuevamente, luego de haber recuperado niveles prepandemia al cierre del 2020.

INDICCA

En enero el Indicca (Índice de Confianza del Consumidor de Lima Metropolitana de APOYO Consultoría e Ipsos) se ubicó en 40 puntos, tres puntos por debajo de la medición del mes anterior. Este resultado representa un ‘bache’ en la incipiente recuperación de la confianza de los consumidores que empezó a observarse al cierre del año pasado.

Panorama económico

Debido al rápido incremento en el número de casos de COVID-19 y al colapso del sistema sanitario, el Gobierno anunció nuevas restricciones para disminuir la propagación del virus y algunas medidas de alivio económico para compensar su impacto. Con la información disponible hasta ahora, consideramos que las medidas del Gobierno tendrían un impacto agregado moderado sobre el PBI del 2021. De hecho, las restricciones actuales reducirían el PBI anual en cerca de 0,5 p.p. por cada mes de vigencia.

Contáctanos