*Campos obligatorios
¿Olvidó su contraseña?

NUESTRA MIRADA

Panorama económico

En los últimos dos meses, hemos observado diversas señales que sugieren que la economía global y local han empezado a recuperarse gradualmente. Esta es una noticia positiva y se explica en buena parte por el inicio de los procesos de reapertura económica. Sin embargo, esta recuperación es “frágil”, pues hay diversos riesgos que podrían ralentizarla.

Nota del Economista Jefe

Nos espera un largo y difícil camino para recuperar la economía y para construir un Estado que esté realmente al servicio de los ciudadanos. Antes que construir un adversario para tener algo o alguien a quien atacar, necesitamos revisar lo hecho, corregir, mejorar y avanzar hacia el país que queremos ser.

Nota del Economista Jefe

Esta semana el INEI publicó que entre marzo y mayo de este año el empleo cayó casi 50%, lo que significó aproximadamente 2,5 millones de puestos de trabajo perdidos. Por otro lado, en junio, el Indicca (Índice de Confianza del Consumidor de Lima Metropolitana de APOYO Consultoría e Ipsos) registró uno de los peores resultados de los últimos 16 años. La encuesta del Indicca muestra que las familias no solo están en una situación económica crítica, sino también que un porcentaje creciente espera que la situación empeore en el futuro.

Sector minero

En el Perú, las medidas tomadas por el Gobierno para evitar la propagación del virus afectaron fuertemente a las operaciones mineras claves. Como resultado, la capacidad operativa se redujo a alrededor del 50% de los niveles promedio de los últimos cuatro años.

Nota del Economista Jefe

Como discutimos en la Reunión SAE de esta semana, indicadores de demanda de energía, movilidad, contaminación, etc. sugieren que la actividad económica tocó fondo y que estamos iniciando una lenta recuperación. En promedio, los miembros del SAE esperan haber recuperado un 80% del nivel operativo de sus empresas hacia agosto, aunque este es un promedio que todavía presenta mucha dispersión.

Reapertura económica

El jueves de la semana pasada, bajo una situación sanitaria aún complicada, el Gobierno decretó el inicio de la Fase 2 del proceso de reapertura de actividades económicas. Se incorporaron nuevos ajustes al proceso de reapertura económica que —al menos en el papel— agilizarían de manera importante este viaje para las empresas

Nota del Economista Jefe

Durante las últimas semanas, cada vez más empresas encuentran la forma de cumplir con los requisitos dispuestos por el Gobierno para reiniciar sus actividades. El camino es duro: la normativa es abundante, difícil de comprender y en muchos casos absurda. Pero pasito a paso y con mucho esfuerzo firmas de diverso tamaño reabren y comienzan a enfrentar el enorme reto de una demanda interna muy golpeada por casi 90 días de cuarentena. Sin embargo, mientras unos luchan por avanzar, el Congreso de la República pareciera abocado a hacernos retroceder.

Sector automotor

El mercado de vehículos nuevos ha sido severamente afectado por las medidas establecidas para evitar la propagación del COVID-19 en el Perú. De hecho, las cifras oficiales de abril muestran que las ventas totales fueron equivalentes a apenas el 5% de lo que se vendía pre COVID-19.

MYPES

El Gobierno ha ampliado y flexibilizado el programa Reactiva Perú y el Fondo de Apoyo Empresarial a las Micro Y Pequeñas Empresas (FAE-MYPE). Ello debido a que, hasta ahora, el impacto de la primera fase de ambos programas habría sido limitado.

Panorama económico

La crisis generada por el COVID-19 ha tenido un impacto severo que ya es evidente en la economía global y todo parece indicar que en los próximos meses la recuperación será lenta y diferenciada entre las regiones del mundo. En el Perú, el impacto de las medidas de aislamiento social obligatorias y las restricciones para la operatividad de las empresas han afectado significativamente a la economía, principalmente a los sectores no primarios, más vinculados a la inversión.

Contáctenos