SAE | Servicio de Asesoría Empresarial
*Campos obligatorios
¿Olvidó su contraseña?

NUESTRA MIRADA

PANORAMA ECONÓMICO

El 2021 arrancó con algunos retrocesos. Con el fin de mitigar el impacto de la segunda ola de contagios por COVID-19, en el último mes el Gobierno dispuso medidas restrictivas más severas y extensas. Reflejo de ello, la operatividad de la economía ha retrocedido a niveles cercanos a los observados en junio, cuando estábamos en la segunda fase de reapertura económica. Y, como consecuencia, en enero y febrero la actividad económica se habría contraído nuevamente, luego de haber recuperado niveles prepandemia al cierre del 2020.

INDICCA

En enero el Indicca (Índice de Confianza del Consumidor de Lima Metropolitana de APOYO Consultoría e Ipsos) se ubicó en 40 puntos, tres puntos por debajo de la medición del mes anterior. Este resultado representa un ‘bache’ en la incipiente recuperación de la confianza de los consumidores que empezó a observarse al cierre del año pasado.

Panorama económico

Debido al rápido incremento en el número de casos de COVID-19 y al colapso del sistema sanitario, el Gobierno anunció nuevas restricciones para disminuir la propagación del virus y algunas medidas de alivio económico para compensar su impacto. Con la información disponible hasta ahora, consideramos que las medidas del Gobierno tendrían un impacto agregado moderado sobre el PBI del 2021. De hecho, las restricciones actuales reducirían el PBI anual en cerca de 0,5 p.p. por cada mes de vigencia.

Riesgo regulatorio

El 2020 fue el año con el mayor riesgo regulatorio proveniente del Congreso de la República en al menos 15 años. En el 2021, lo más probable es que el riesgo regulatorio se mantenga muy elevado debido a que los principales factores que lo impulsaron al alza continuarán presentes y se han sumado nuevos aspectos que lo exacerban.

Crecimiento 2021

Tras el proceso de reapertura de actividades productivas y levantamiento de restricciones a la movilidad de las personas que se inició en mayo del año pasado, el PBI del Perú casi ha alcanzado su nivel precrisis. De hecho, estimamos que la economía se habría contraído “apenas” 2% en diciembre del 2020, con respecto al mismo mes del año anterior.

Turismo

En el Perú, el turismo receptivo e interno fueron afectados por las duras restricciones y el deterioro severo de los ingresos laborales. El impacto de la paralización casi total en este sector fue especialmente fuerte por su relevancia en el empleo de los hogares.

INDICCA

En diciembre el Indicca se ubicó en 43 puntos, cuatro puntos por encima del nivel del mes anterior. Si bien este resultado sugiere una mejora en las condiciones para consumir de las familias limeñas hacia el cierre del año, en realidad una buena parte del incremento se explica por el efecto estacional que siempre se da en fiestas navideñas.

Agroindustria

La primera protesta social que tuvo que enfrentar el gobierno del presidente Sagasti ha sido protagonizada por trabajadores vinculados con la agroindustria de exportación, inicialmente centrada en la región Ica, que aporta la quinta parte de las exportaciones del sector agrícola no tradicional. Las demandas sociales se centraban en tres temas principales: (i) la eliminación de las services, (ii) el aumento de la remuneración diaria (de S/39,2 a S/70) con acceso a mayores beneficios y (iii) estabilidad laboral.

Panorama económico

El entorno internacional está siendo cada vez más favorable para Perú. A esto se suma que a nivel local hay cuatro motores encendidos que impulsan la actividad económica.

INDICCA

En noviembre el Indicca (Índice de Confianza del Consumidor de Lima Metropolitana de APOYO Consultoría e Ipsos) se ubicó en 39 puntos, tres puntos por debajo del resultado del mes anterior. Este resultado representa un estancamiento en la confianza de los consumidores en niveles históricamente bajos y pone freno a la incipiente recuperación que empezaba a observarse.

Contáctanos